10 señales de alerta al comprar una propiedad #infografía

10-Señales-de-alerta-al-comprar-una-propiedad

10 señales de alerta al comprar una propiedad #infografía

¿Comenzaste la búsqueda de tu próxima casa? ¡Atento a estas señales de alerta al comprar una propiedad! Algunas de ellas te servirán también si buscas un apartamento en renta en Santo Domingo. A simple vista encontrarás indicios de problemas en la vivienda, pero otros saldrán a la luz solo con la inspección de un profesional.

Señales de alerta al comprar una propiedad

Comprar una casa sin antes hacer una inspección detallada puede convertirse en un gran problema a corto o mediano plazo. Daños en la estructura, presencia de pestes, humedades e instalaciones eléctricas que no funcionan son parte de las “banderas rojas” a las que debes estar alerta.

Durante las visitas a las propiedades hay que ser muy detallistas. Haz que alguien más te acompañe para tener otro par de ojos atentos a cualquier advertencia. Pero aún cuando no encuentren nada extraño ni el propietario resalte nada que necesite reparación, ve luego con un profesional.

Los inspectores tienen el conocimiento necesario para encontrar problemas al comprar una vivienda. Son capaces de ver más allá de lo que lo haría el interesado en la casa y explicar el origen de esa grieta en la cerámica o el por qué la puerta no cierra bien.

Si en algún momento el propietario te niega el acceso a un área de la casa puede estar ocultando algo y el inspector también será útil en ese caso. No hay motivo para que este no tenga acceso a toda la propiedad, ya que esa es su labor.

Todo inmueble debe ser inspeccionado. No importa si se trata de una casa antigua o un penthouse en venta en un edificio nuevo. Necesitas saber si hay riesgos futuros por algún error en la construcción, la ubicación de la casa, etc.

Algunas de las señales de alerta al comprar una propiedad que mencionamos a continuación también te interesan si vas a alquilar casa o apartamento. Detectarlos a tiempo te evitarán problemas con el propietario y te animarán a seguir buscando si no se solucionan los problemas.

1. Posibles problemas estructurales

Los problemas en la estructura son unos de los más difíciles de detectar para quienes no tienen experiencia. Pero hay signos que te indican que algo no está del todo bien. Lo primero que debes fijarte es si hay grietas en el piso, las paredes o el techo. No todas las grietas significan que hay un problema grave y es allí donde necesitas la explicación del inspector.

Una fisura pequeña y uniforme puede ser producto del asentamiento. Pero si es más grande en uno de los extremos sí puede haber un problema difícil de solucionar.

Durante las inspecciones a las casas fíjate en el estado de puertas y ventanas. Si están torcidas, no cierran bien o los marcos están rotos también pueden ser señal de problemas en la estructura. En casos más sencillos pueden significar daños en los materiales como oxidación o deformaciones y necesitan ser renovados.

Otro punto al que hay que prestarle atención es al techo. Las grietas y goteras se convertirán en un dolor de cabeza si no se reparan a tiempo. Es preferible que el propietario las arregle antes de vender.

2. Problemas con insectos

Algunas zonas son más propensas que otras a la presencia de animales e insectos. Estos últimos se convierten en un gran problema si no se tratan a tiempo. Las plagas más comunes son las cucarachas y termitas.

Las termitas si no se detectan y fumigan a tiempo son capaces de destruir las estructuras de madera. Bien sean muebles o partes de la construcción que tengan este material. Si no hay señales claras de su presencia, fíjate si hay pisos caídos o vigas huecas.

Detalla también si hay presencia de ratoneras o veneno. Si te mudas a una casa infectada con alguna plaga te costará más porque luego tendrás que llamar al fumigador.

3. Pintura fresca

Es común que los propietarios hagan un “lavado de cara” para preparar el apartamento o casa para la venta. Así que no es de extrañarse que encuentres pintura fresca en las paredes. En este caso, la señal de alertas es que haya “parches” en las paredes.

Si notas que solo una parte de la pared está recién pintada pregunta por qué. Quizás se haya hecho una reparación reciente. Sin embargo, también puede ser que el propietario esté tratando de ocultar otro problema como manchas de humedad.

4. Reparaciones amateur

Hay propietarios que prefieren hacer arreglos en casa por su cuenta o pedir un conocido que las hagas, antes que llamar a un profesional. Algunas de estas reparaciones pueden estar bien hechas, pero habrá alguna que se deba rehacer.

Si te preguntas qué revisar al comprar un inmueble para detectar reparaciones amateur, las más comunes son plomería, carpintería y trabajos eléctricos.

Un trabajo de calidad se nota. Algo mal hecho te obligará a calcular el presupuesto de nuevo para asumir las reparaciones que haya que rehacer.

5. Buenos y malos olores

Los olores buenos y malos son señal de alerta, tal y como señala la infografía al final del post.

Con los malos olores es más evidentes de que hay un problema. Por ejemplo, un olor a acre en el exterior puede significar fallas en el drenaje. En cuanto a los buenos olores, pueden significar que el propietario intenta ocultar algo.

Hay que saber diferenciar entre un olor a limpio y los que invaden el lugar con el uso de productos aromáticos artificiales. Si ves que hay velas y los propietarios mantienen siempre las ventanas abiertas mantente alerta. Observa bien las paredes y revisa los armarios en busca de olores de humedad.

6. Condiciones del vecindario

En ocasiones encontrarás un inmueble en buen estado, dentro de un vecindario poco favorecedor. Por ejemplo, se puede tratar de una zona muy antigua don de las casas han perdido su valor. Sin embargo, en este caso te recomendamos observar bien el lugar porque si hay nuevos proyectos habitacionales o se han comenzado a remodelar las casas, esto puede aumentar de nuevo el valor de la zona.

Identifica las características negativas que tenga el vecindario como cercanía a zonas con mucho ruido, que esté rodeada por casas descuidadas o abandonadas. Haz un recorrido y verifica si hay muchas casas en venta y por cuánto tiempo lo han estado. Esto último puede evidenciar que algo sucede en el sitio y los propietarios quieren salir de allí.

7. Manchas en las paredes o techos

Manchas de humedad en paredes

Hay manchas difíciles de ocultar y estas, por lo general, son señal de un problema grave dentro de la casa. Al detectar este tipo de imperfecciones pregunta al propietario qué las ha originado. En ocasiones, los olores te ayudarán a saber si son productos de humedades en las paredes.

Reparar el origen de las manchas puede implicar gastos elevados en el futuro. Así que es mejor tomar precauciones.

8. Problemas en instalaciones eléctricas y sanitarias

Para detectar problemas eléctricos en la vivienda revisa que los interruptores y toma corrientes funcionen con normalidad. Si notas que los bombillos parpadean, los interruptores se sobrecalientan o no funcionan, necesitarán una reparación. También es posible que encuentres señales más evidentes como manchas marrones en las tomas de corrientes.

Las tuberías e instalaciones sanitarias también son propensas a presentar problemas. Verifica que los grifos funcionen, que la presión del agua sea adecuada, si hay evidencia de alguna fuga, etc.

Estas fallas son difíciles de resolver porque las instalaciones están por dentro de las paredes. Así que el presupuesto para comprar terminará siendo aún más elevado.

9. Mal drenaje

Partiendo del punto anterior, durante la revisión a las casas es común encontrarse con problemas de drenaje. En este caso presta atención al suelo en el interior y el exterior de la casa. Si encuentras áreas húmedas puedes estar ante un mal drenaje.

10. Moho

El moho en las casas es a la vez señal de otro problema y un problema en sí mismo. El origen de esta materia orgánica está en problemas de ventilación, fugas o humedades ascendentes. Estos representan inconvenientes y gastos a futuro para corregirlos.

En el caso del moho, este produce daños a la salud por lo cual es necesario deshacerse de él lo antes posible.

Recomendaciones finales al comprar un inmueble

Hay otros puntos que no deben escapar de tu atención. Entre ellos mencionaremos los siguientes:

  • Si se han hecho cambios estructurales en la vivienda. El propietario debe informarte cuáles han sido y cuándo se hicieron. Estos pueden haber afectado la estructura aunque aún no haya señales del problema.
  • Los riesgos naturales son otro tema de cuidado. Dependiendo de la ubicación del inmueble puede enfrentar peligros de hundimiento, inundaciones, terremotos, entre otros. En estos casos consulta en tu aseguradora de confianza por las coberturas.
  • Verifica el funcionamiento de los sistemas de refrigeración, agua caliente y calefacción si los tuviera.
  • Busca señales de envejecimiento de la propiedad y calcula cuánto costarían las renovaciones.
  • No te limites a observar el interior de la vivienda, revisa también el exterior. Presta especial atención a los jardines, al estado de la piscina si la tuviera. Si está rodeada por árboles chequea si las ramas o las raíces ponen en peligro la casa.

Si crees que hace falta resaltar otras señales de alerta al comprar una propiedad, déjanos un comentario. Contacta a nuestro equipo de asesores si estás en busca de un inmueble para comprar o alquilar.

10 Señales de alerta al comprar una propiedad #infografíaFuente infografía

No hay comentarios

Publica una respuesta