Errores a evitar al vender una casa #infografía

Errores a evitar al vender una casa

Errores a evitar al vender una casa #infografía

En CityMax Platinum te detallaremos cuáles son los errores a evitar al vender una casa. Preparar la venta te dará mucho en qué pensar y sin las medidas necesarias, la propiedad pasará mucho tiempo en el mercado. ¡Evita complicaciones y sigue los siguientes consejos.

10 errores a evitar al vender una casa

Gestionar la venta de una vivienda será un dolor de cabeza si no te preparas bien para asumir la tarea. Está claro que atraviesas un momento importante y la sola decisión de vender ya es un gran paso. Pero a esta le acompañan otras medidas y cosas por hacer: comprar un nuevo lugar para vivir, poner al día los documentos pendientes, escoger el agente inmobiliario, etc.

Todo eso es un factor de distracción y como consecuencia puedes llegar a descuidar la venta y la preparación de la casa. Evita estas complicaciones, busca la asesoría de un agente inmobiliario que esté familiarizado con el proceso y sigue los siguientes consejos.

1. Ocultar información a compradores potenciales

Comienza el proceso de compraventa con el pie correcto e indícale a los posibles compradores todo lo que deben saber de la propiedad. Si hay algo que se deba reparar, las remodelaciones que se hicieron a la estructura original o si hay que cambiar alguna instalación. Todo debe quedar claro cuando te entrevistes con ellos.

No ocultes nada, porque en el momento que el interesado solicite una inspección a la vivienda, quedarán al descubierto todos los detalles. Si te has “ahorrado” alguna información previa los compradores perderán el interés y buscarán otra propiedad.

2. No colocar el precio correcto

Para fijar el precio correcto de la vivienda tienes que conocer la realidad del mercado. Cuál es el valor de casas o apartamentos similares y el precio por metro cuadrado en la zona. Un asesor inmobiliario te ayudará a hacer la tasación para que no pidas ni más ni menos del valor real del inmueble.

Aunque te parezca una buena idea sumar un porcentaje al precio real, esperando que alguien regatee, resulta que no lo es. Al contrario, si los posibles compradores consideran que el precio es muy alto, ni siquiera tomarán la propiedad en cuenta y buscarán otra que se ajuste a su presupuesto.

Por el contrario, si es muy bajo puedes estar pendiendo ganancias. Además, podrías levantar sospechas de que hay algo anda mal con la propiedad y por eso quieres vender rápido.

Pon un precio de venta adecuado a la vivienda y deja saber tu disposición a negociar.

3. Evitar hacer una inspección previa

Como propietario conoces algunas reparaciones que debes hacer en tu casa, pero hay muchas cosas que solo los ojos expertos de un inspector pueden encontrar. Antes de poner en venta la casa, pide una inspección y aprovecha las ventajas de esta.

La evaluación previa a la propiedad te ayudará a determinar las reparaciones que necesita. Y te preparará para lo que encontrará el inspector que acompañe a los posibles compradores. Si decides asumir los gastos de las reparaciones, te permitirá aumentar el valor de la vivienda. Si no, tendrás que negociar el precio a la baja.

Las inspecciones no solo son necesarias cuando vas a vender, sino también cuando pones una casa o apartamento en alquiler. Te ayudarán a fijar el precio adecuado de la renta y a evitar problemas con el inquilino por el estado de la vivienda.

Si no detectas a tiempo los defectos de la propiedad, sobrevalorarás su precio, con todos los riesgos que esto implica.

4. Negociar con un comprador que no ha sido pre-aprobado

Por una parte es ya un error de los compradores salir en búsqueda de una propiedad sin saber con cuánto dinero cuenta. Si a eso le sumas que el vendedor esté dispuesto a negociar con él, el problema es aún mayor.

¿Qué pasará si te comprometes con alguien y luego resulta que no tiene fondos suficientes para asumir el costo? Habrás perdido otras oportunidades de venta y se incrementará el tiempo de tu propiedad en el mercado.

Asegúrate siempre que el posible comprador tenga el crédito pre-aprobado, aunque sea alguien en quien confíes.

5. No invertir en fotos profesionales

La primera impresión es la que cuenta cuando alguien busca una casa para comprar. Si las fotos que publicas no son buenas, los compradores pasarán de largo. Hoy en día la mayoría de las búsquedas comienzan en internet y la competencia es grande. Si quieres que tu propiedad tenga oportunidad debes mostrarla de la mejor manera posible.

Sí, es posible que tú mismo puedas fotografiar la casa, pero si no tienes experiencia, lo mejor es contratar a un profesional. Los fotógrafos inmobiliarios saben cómo resaltar los atributos de la propiedad y hará que destaque entre las demás.

Si tienes presupuesto suficiente no te límites a las fotografías, también puedes grabar videos o un tour virtual para promocionar la casa.

6. No colocar el anuncio en internet

Como ya dijimos, la mayoría de las búsquedas comienza por internet, si no aprovechas esta herramienta, perderás visibilidad. Está bien que busques una agencia inmobiliaria, de hecho muchas de ellas muestran su cartera de inmuebles online, pero no olvides registrarte en los portales inmobiliarios.

A medida que le des mayor visibilidad, más serán las oportunidades de venta de la casa. Además, las distintas formas de mostrar la vivienda en venta no son excluyentes entre sí, puedes combinar la publicidad tradicional con la promoción online. Contáctanos y consulta cómo hacer para mostrar tu propiedad en nuestro portal.

7. No preparar la casa para la venta

Home Staging

Otro de los errores comunes al propietario es no preparar la casa para la venta. Una casa descuidada espantará a los compradores. Repara todo lo que sea necesario para que la vivienda esté en buenas condiciones y sea valorada por los posibles compradores.

Al detectar cualquier detalle, el interesado pedirá un descuento en el precio para asumir la reparación. O por el contrario, te pedirá que lo resuelvas tú antes de cerrar el negocio. Si te adelantas y haces los cambios antes de mostrar la propiedad, las modificaciones pueden aumentar su valor.

En este mismo sentido, preparar la casa para compradores también se refiere a las medidas que tomas al momento de mostrarla. Mantenla siempre limpia y arreglada, aplica la técnica del home staging para hacerla más atractiva. Algunos consejos extras para preparar la propiedad son los siguientes:

  • Ten todo limpio y ordenado para la visita de posibles compradores.
  • Consulta con tu agente inmobiliario cuándo están programadas las visitas.
  • Ventila la casa y abre las ventanas antes que lleguen los interesados.
  • Haz que tu casa huela a limpio, sin exagerar con los ambientadores.
  • Nada de platos sucios en la cocina, baños desordenados o camas sin arreglar.
  • Despersonaliza la casa lo más que puedas, retira fotografías familiares y deja el ambiente lo más neutral posible.

8. Descuidar el exterior de la vivienda

No solo el interior de la propiedad es importante. Si te has preocupado por preparar esta parte de la casa, invierte también en el exterior porque será lo primero que verá el comprador al llegar.

Si el exterior se ve mal, el posible comprador cuestionará lo que encontrará dentro. Incluso dudará de las fotos que haya visto de la propiedad.

No tienes que construir un jardín personalizado si no lo deseas, déjale eso al nuevo propietario. Pero mantén el césped arreglado, renueva la fachada pintándola o reparando alguna imperfección que tenga.

9. Olvidarse de los gastos adicionales y costes de cierre

La compraventa de una propiedad implica gastos adicionales que tanto vendedores como compradores deben considerar. Sabemos que esperas recibir cierta cantidad de dinero con la venta. Pero ten en cuenta que a ese monto debes descontar las comisiones, impuestos, la cancelación de la hipoteca, los cargos por documentos y cualquier otro gasto asociado.

Si cuentas con ese dinero para reformar una vivienda, comprar casa nueva, hacer un viaje, o cualquiera sea su destino, haz los cálculos correspondientes. De lo contrario, te sorprenderá cuando te quede menos de lo esperado.

10. Dejar que las emociones controlen las decisiones

Es posible que hayas estado mucho tiempo en esa vivienda, allí quedarán muchos de los recuerdos. Pero no permitas que las emociones controlen tus decisiones. Debes ser lo más objetivo posible. Acepta los defectos que tenga y entiende que los nuevos propietarios tienen opiniones distintas a las tuyas.

Si entiendes esto, pondrás un precio acorde al mercado y no al valor que crees que tiene.

Consejo adicional: apóyate en un agente inmobiliario

¿Te parece tentador vender la propiedad por tu cuenta? Es una buena alternativa para ahorrare la comisión, ¿cierto? La verdad es que no es tan buena idea como parece.

Al menos que conozcas al pie de la letra el proceso de compraventa y sepas lidiar con los documentos y valorar la propiedad, asesorarte con un experto es tu mejor opción. Los agentes te ayudarán también a calificar los compradores y durante el proceso de negociación.

Habla con tu agente, mantente en contacto con él o ella, pregúntale todo lo que necesites saber y deja que te guíe en el proceso.

¿Qué otros errores a evitar al vender una casa conoces? Esperamos tus comentarios.

Errores a evitar al vender una casa #infografíaFuente infografía

No hay comentarios

Publica una respuesta