Todo lo que debes saber sobre el proceso para alquilar un inmueble

proceso para alquilar un inmueble

Todo lo que debes saber sobre el proceso para alquilar un inmueble

Conocer el proceso para alquilar un inmueble permitirá que se respeten los derechos de propietarios e inquilinos. Al buscar un apartamento en renta en Santo Domingo debes conocer las leyes que lo rigen y cómo lograr un acuerdo satisfactorio. En este artículo te diremos todo lo que necesitas saber para que el proceso sea seguro.

Proceso para alquilar un inmueble en República Dominicana

Al momento de alquilar una vivienda son muchas las consideraciones que deben tomar tanto arrendatarios como arrendadores. La búsqueda va más allá de encontrar un lugar que tenga buena ubicación y a buen precio.

Hay que saber negociar por la renta de la propiedad y, sobre todo, conocer las leyes que les protegen.

Cuando te dispones a alquilar una propiedad encontrarás propietarios que intentarán engañar o aprovecharse del inquilino. Así como también hay arrendadores que no tienen un buen historial. Por eso, hay que tomarse un tiempo para averiguar si la persona con la tratas es de confianza.

En un mercado inmobiliario tan movido como el de República Dominicana hay que aprovechar las oportunidades. Pero esto no quiere decir que debes pasar por alto la información anterior. Encontrar un buen lugar para alquilar es una tarea ardua, por eso en CityMax Real Estate repasaremos toda la información que necesitas conocer.

Aspectos legales del alquiler en República Dominicana

Antes de poner una vivienda en alquiler o disponerte a rentar un lugar, hay que tener clara la legislación que rige esta materia. En República Dominicana el tema se trata en la Ley 4314 de 1955, la cual trata sobre la prestación y aplicación de los valores en el inquilinato. Esta fue modificada por la ley 17-88 de 1988.

¿Conoces el contenido de estas normas? En este artículo resumiremos los aspectos más importantes de las mismas. En ellas se expresan tanto los derechos del propietario como los del inquilino.

La legislación establece el monto de la fianza o depósito que debe pagar el inquilino al firmar el contrato. El cual queda estipulado de la siguiente manera:

  • Si el contrato es de un año o menos la fianza será el equivalente a un mes de alquiler.
  • Si el contrato es por año y medio o dos años, se hará un depósito equivalente a dos meses de alquiler.
  • Para los contratos de dos años y medio en adelante, tres años o más, la fianza será de tres meses.

Las fianzas están destinadas a garantizar el pago de la renta o cualquier otra obligación que surja mientras dure el contrato. Al final del mismo, el arrendatario solicita su devolución. No obstante, si hubo algún incumplimiento en los pagos o hay daños en el inmueble, estos se descontarán de ese monto.

Es un deber del propietario registrar el contrato y depositar el dinero de la fianza en el Banco Agrícola. Al mantenerlo allí, estos recursos generarán rendimiento que también serán entregados al inquilino si ha respetado el contrato.

¿Qué otras funciones cumple el Banco Agrícola en materia de alquiler?

Esta institución, a través del Departamento de Alquileres, también se encargará de recibir el dinero de la renta en caso de que el propietario no la acepte por algún motivo.

Cuando el inquilino falla en el pago de la renta o cualquier otra obligación estipulada en el contrato, el propietario solicita al banco la entrega del monto correspondiente a la deuda. Este a su vez, debe notificarlo al inquilino y si este no se opone en un lapso de diez días, entrega el dinero.

Requisitos para alquilar un inmueble

Requisitos para alquilar un inmueble

Los requisitos básicos para alquilar un apartamento o casa son presentar el documento de identidad. En segundo lugar tener un fiador que asuma el pago en caso de incumplimiento y firmar el contrato de alquiler.

Con el documento de identidad el propietario podrá verificar los antecedentes penales y financieros de los candidatos. Para hacer una evaluación más efectiva, lo recomendable, es autorizar a un agente inmobiliario para que se encargue del proceso. Al dejarlo en manos de profesionales con experiencia en bienes raíces, el arrendatario se ahorra numerosos inconvenientes.

En cuanto al contrato, el documento debe contener los datos del inquilino, su fiador y el propietario. La descripción del inmueble que es objeto de alquiler y las condiciones de arrendamiento.

Veamos algunos de los datos que deben estar dentro del contrato:

  • Precio del alquiler y duración del contrato.
  • Días del pago de la renta.
  • Uso del inmueble.
  • Dejar claro quién se encarga del pago de los servicios y el mantenimiento de la propiedad.
  • El tiempo de preaviso en el que el inquilino debe informar que desocupará el inmueble. Entre otros…

Mientras más información se detalle en el contrato, habrá más posibilidades de evitar problemas entre inquilinos y propietarios.

Causas de desalojo

El propietario tiene el derecho de desalojar a un inquilino en caso de que este deje de pagar el alquiler. Otros motivos que son causa de desahucio son: utilizar el inmueble con un fin distinto al que está establecido en el contrato o subarrendar la propiedad -siempre y cuando se le haya prohibido-.

Cada uno de estos aspectos debe dejarse claro dentro del contrato para que no haya lugar a dudas. De la misma forma, cualquier modificación que piense hacer el inquilino debe ser notificada y aprobada por el propietario. De lo contrario, esto también se convertirá en causa de desalojo.

Si el propietario decide hacer una reforma o reconstruir la propiedad o que algún pariente vaya a ocuparla, también puede prescindir del contrato.

El desalojo también lleva una vía legal. El arrendatario tiene la obligación de solicitar ante la oficina de Control de Alquileres y desahucios la autorización para llevar a cabo el desalojo.

Además de resolver los conflictos por desalojo, este departamento tiene otras funciones como la de autorizar el aumento del precio del alquiler.

Pasos para alquilar un inmueble en Santo Domingo

Ahora que conoces los aspectos legales que rigen los alquileres, toma nota de los pasos que debes seguir para alquilar una vivienda.

Propietarios de inmuebles en alquiler

Lo principal que debes hacer cuando decides poner tu casa o apartamento en alquiler es buscar una persona que te inspire confianza, y que pueda demostrar su solvencia. Alguien que cuide de tu propiedad como si fuera suya.

Aunque tu mismo te puedes encargar de todo, te aconsejamos dejarlo en manos de un agente inmobiliario que le apoyará durante todo el proceso. Si decides hacerlo por tu cuenta, aclara todas las dudas legales con un abogado o ante los organismos correspondientes.

Seleccionar el inquilino adecuado te llevará tiempo, atender llamadas y reunirte con muchos candidatos. Aprovecha las reuniones para conocer más sobre cada uno de ellos. Pero, no te quedes solo con la información que ellos mismos te dan. Averigua sus antecedentes e incluso puedes pedir referencias a propietarios que le hayan alquilado antes.

De esta manera puedes ir descartando candidatos hasta encontrar el que más te conviene.

Después viene el proceso de negociación para definir el precio y las condiciones del alquiler. Todos los acuerdos que concreten deben quedar por escrito en el contrato, el cual te encargarás de gestionar.

Una vez que hayas cumplido con todos los pasos anteriores y el inquilino está instalado en la propiedad, no lo descuides. Supervisa el estado de la casa o apartamento cada cierto tiempo. Algunos consejos que debes aplicar en estos casos:

  • Durante la negociación aclárale al inquilino que harás visitas periódicas para que esté informado.
  • Haz las visitas cuando el inquilino esté en casa.
  • Confía en el arrendatario. No se trata de perseguirlo ni mantenerlo vigilado, sino de comprobar que todo está en orden.

Pasos para inquilinos

Si eres un inquilino y estás buscando apartamentos para alquilar tienes que seleccionar las propiedades que te atraigan para luego visitarlas. Investiga la zona en donde se encuentra y planifica una cita con el propietario para conocer el lugar.

Nunca alquiles a ciegas porque el apuro traerá consecuencias desagradables. Evalúa todos los detalles de la casa o apartamento y haz todas las preguntas que sean necesarias al arrendatario.

En caso de que encuentres daños en la casa o sea necesario hacer algún cambio, notifícalo al propietario. Acuerda con él si debe repararlo antes de firmar el contrato o se descuenta del precio del alquiler.

Como parte de las indagaciones sobre la propiedad, averigua si los pagos de los servicios están al día. Hay ocasiones en las cuales los inquilinos anteriores dejan estas deudas y deben pagarse antes de hacerte cargo tu.

Así como el arrendatario averigua quién es el candidato a rentar su propiedad, lo mismo debes hacer tú. Asegúrate que, en efecto, es el propietario puesto que este es el único que puede poner un inmueble en alquiler. Aparte de él, solo un representante legal está autorizado a hacerlo.

Negocia el precio del alquiler y los aumentos anuales. Asimismo, debes discutir cualquier tema que creas necesario como la posibilidad de tener mascotas en el apartamento, hacer modificaciones o subarrendar el inmueble. Dejar claros estos y otros aspectos evitará muchos problemas en el futuro.

Por último, lee bien el contrato. Asegúrate de entenderlo y que estén todas las cláusulas tal y como las acordaron.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender el proceso para alquilar un inmueble. Si tienes alguna duda, contáctanos y con gusto te atenderemos.

No hay comentarios

Publica una respuesta